¿Para qué sirve el agua micelar?

Autor: Comentar
Comparte este artículo
En cualquier rutina facial encontrarás referencia al agua micelar. Sin embargo, si aún no lo has probado, puede que te surjan dudas de para qué sirve o cómo se utiliza. En Douglas tienes varios tipos y marcas de agua micelar para que encuentres la que más te guste así que, una vez que tengas claro sus beneficios, podrás empezar a probar y a comprobar los resultados.

 

¿Qué es el agua micelar?

El agua micelar es un limpiador facial muy eficaz y cuidadoso con la piel de nuestra cara. Su fórmula acuosa permite una limpieza profunda, sin dañar o resecar la piel, atrayendo las partículas de suciedad o grasa.

Es un producto ideal para aplicar tanto por la mañana como por la noche. Por la mañana ayudará a eliminar la suciedad y grasa acumuladas en la piel durante las horas de sueño mientras que por la noche, o al terminar el día, te ayudará a desmaquillarte y a limpiar la piel para poder dormir. También se puede utilizar durante el día siempre que se necesite una limpieza fácil, por ejemplo, después de realizar ejercicio físico. Al no necesitar enjuague ni dejar residuos grasos, su utilización es rápida y sencilla.

Beneficios del agua micelar

Uno de los mayores beneficios del agua micelar es su suavidad y seguridad, muy amigable con la piel, que puede ser utilizado incluso por personas con la piel muy sensible o susceptibles a alergias. No provoca irritaciones siendo aptas para cualquier tipo de piel.

Además, permite una limpieza profunda, eliminando las células muertas de forma segura. También prepara la piel para cualquier tratamiento o rutina que se vaya a realizar enseguida.

Manteniendo la piel limpia de impurezas, tonificada e hidratada, el agua micelar ayudará a retrasar la aparición de las pequeñas arrugas que tanto molestan cuando se empiezan a notar.

Es un producto con varias funciones simultáneas. Limpia, desmaquilla, tonifica e hidrata a la vez. No necesitarás tener varios productos y tardar mucho tiempo en realizar tu rutina pues con este paso ya estarás cuidando tu piel.

Su composición ayuda a equilibrar el pH de la piel, manteniendo un aspecto joven y resplandeciente. También cierra los poros, ayudando a prevenir granos molestos.

Al no ser irritante, se puede utilizar tantas veces como sean necesarias sin resecar la piel.

¿Cómo se usa?

El primer paso es elegir el agua micelar más adecuada al tipo de piel y al maquillaje que se utilice. En el caso de que utilices un maquillaje a prueba de agua, el agua micelar debe contener aceite para permitir eliminar en la totalidad el maquillaje al mismo tiempo que limpia el cutis.

Para empezar la limpieza, empapa un algodón o disco con el agua micelar y limpia el maquillaje del rostro, ojos, labios, pestañas y cuello. Con este paso estarás desmaquillando el rostro pero también realizando, de forma simultánea, un lavado facial profundo y adaptado a la piel sensible del rostro.

Con la piel limpia y tonificada, puedes seguir con tu rutina facial habitual.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Consejos de belleza


0 Comentarios Enviar un comentario