Una de las rutinas de belleza más gratificantes para nuestro cuerpo es la exfoliación. Con ella conseguimos eliminar de nuestra piel las impurezas acumuladas y dejarla suave.

En el mercado existen distintos productos que te pueden ayudar a conseguir tener una piel perfectamente limpia, pero si la crisis te impide comprártelos, aquí te damos unos remedios o recetas caseras para que te los fabriques tú mismo.

exfoliante

  • Para el cuello: con miel, almendras y limón conseguirás exfoliar tu cuello de un modo sencillo. Mezcla la miel, tritura o machaca las almendras y exprime medio limón. Mézclalo todo bien y extiéndelo por tu cuello. Déjalo actuar durante unos minutos y retíralo con agua tibia.
  • Para la cara la avena será tu aliada. Vierte dos cucharadas de dicho ingrediente, tres fresas machacadas -mejor si están maduritas- y un yogur natural. Muévelos hasta formar una pasta. Aplícalo sobre el rostro con la precaución de que no se te meta nada en los ojos y aclara abundantemente con agua caliente al principio y fría al final, en el último repaso.
  • Para el cuerpo: con sal y aceite de oliva también podrás crearte un práctico exfoliante. Haz una mezcla lo suficientemente densa como para verterla en un guante de crin. Con la piel seca frota enérgicamente el guante. Después dúchate como de costumbre y comprueba lo lisa y suave que está tu piel.

  • Para combatir la celulitis puedes recurrir al guante de crin también. Humedécelo previamente y frota por la zona en la que tengas la grasa acumulada con tanto vigor como para enrojecerla. Una vez conseguido, aplica posos de café y deja actuar unos cinco o diez minutos. Retira la masa con agua tibia tirando a fría -para activar la circulación- y lávate con un jabón que neutralice el olor del café.

¿Te animas a probarlos?

Fuente Imagen: stevehicks

Contenidos relacionados

No se ha encontrado ninguno

Un comentario en «Exfoliantes caseros»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *